Too many requests Cofradia el Calvario

Angel Obradors

Cofradia el Calvario

Programa-Calvario-2013---1

 

Programa Calvario 2013 - 2

 

Historia del nacimiento de la Cofradía

Los orígenes de la Cofradía se enraízan en aquella primera devoción del rezo del “Vía Crucis”, expandido desde Italia en la Edad Media por los franciscanos para reproducir la peregrinación a Tierra Santa y recogido por los Padres Ermitaños de la Orden de San Agustín, que desde mayo de 1256, por concesión del rey D. Alfonso X, se asentaron en este terreno donde se hallaba  una “Fuente Santa” en la ladera del monte, para fundar en él un monasterio bajo la advocación de San Juan, de donde le viene el nombre a todo aquel lugar y que aún conserva (Coto de San Juan)

 

                 Así, los frailes agustinos practicarían este “ejercicio devocional” junto con el pueblo en la ladera de este monte, paraje que seguía siendo de su propiedad tras su marcha en el año 1572 a su nuevo convento de San Leandro en la ciudad, y que por su vegetación, clima, etc, bien podía asemejarse al Gólgota.                                                                       

 La tradición cuenta que ya a principios del siglo XVII existía una gran cruz, coronando el monte, que desde entonces se comenzó a llamar “Calvario”.                                          

 En el siglo XVIII es cuando D. Tomás Aparicio, ermitaño que se retiró a una cueva de este monte, Damián Rosique y otros, movidos por su devoción y deseando hacer un oratorio en lo alto del Monte Calvario para colocar el Santo Sepulcro (última estación del Vía Crucis) y para mejor comodidad de los fieles devotos, cursarían una petición el día 2 de mayo de 1776 a la “Junta de Propios y Arbitrios del Concejo de Cartagena”, siendo aprobada el día 3 de Junio del mismo año.                                       

 

En esta aprobación se concederá la construcción de dicha Ermita y el cuidado de los Santos Pasos o Estaciones. Lo que nos indica que ya estaba asentada la costumbre del Vía Crucis procesional.

 

 Por tanto, la construcción de esta pequeña y primitiva Ermita en la cima del Monte Calvario comenzó con la iniciativa de D. Tomás Aparicio, con la ayuda de otros fieles y las limosnas que iban recibiendo.                                                                                              

Poco a poco el número de los devotos fue en aumento, instituyéndose por entonces la “COFRADÍA DE LA SANTÍSIMA CRUZ Y SANTO SEPULCRO DEL MONTE CALVARIO”, con una Ermita donde se veneraba una imagen de la Soledad de María, De igual forma que se extendía el ejercicio piadoso del Via Crucis con la actividad de la Hermandad, también se fue popularizando el culto y devoción a esa imagen de la Soledad, de modo que algunos investigadores datan la primitiva romería en el año 1783, en el que se piensa que se creó (institucionalizó) esa primitiva Hermandad.                                                                                                                                            

   Esta romería al Monte Calvario, con la Imagen de la Virgen de la Soledad, rezando el Via Crucis, ha ido tomando progresivo auge, exceptuando, como no, los periodos de revueltas y contiendas, como el Cantón o la Guerra Civil, Así se interrumpieron desde 1936 hasta 1942, cuando en este último Ermita y tallas fueron reconstruidas, consolidándose desde entonces la actual “HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD DEL MONTE CALVARIO Y SANTO SEPULCRO”, cuyo primer presidente fue D. Aurelio Ayala.                                                          

   Posteriormente en tiempo desconocido, tomó el título de “COFRADÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD DEL MONTE CALVARIO”, apareciendo con éste en los Estatutos vigentes, aprobados definitivamente por Decreto del Excmo, y Rvdmo. Sr. D. Javier Azagra Labiano, Obispo de Cartagena, de fecha 3 de Septiembre de 1997 (Reg. Sal, 54/97).